Productos mantenidos vivos

Podemos obtener algunas especies de pescado de piscifactoría, como el rodaballo, la trucha, la lubina y el pargo, a petición del cliente.

Contamos con nuestra propia planta-vivero de almacenamiento en agua salada y mantenimiento. Se trata de una planta a varias temperaturas donde nuestra cigala escocesa, que también recibe el nombre de maganto o escamarlànc, se mantiene en perfecto estado a la espera de su transporte.

En esta planta también tenemos bogavantes europeos y servimos a camiones-vivero con agua marina limpia a temperaturas controladas para el almacenamiento y el transporte del buey de mar y la nécora.

Los controles de las técnicas de manejo de cigalas vivas para su mantenimiento y transporte en camión o avión comienzan en el mar en el mismo momento de su captura. Gracias a los equipos de a bordo, como la generación de hielo líquido, contamos con unas instalaciones de almacenamiento en tanque y de refrigeración en seco que garantizan unos niveles de estrés mínimos. Este sistema de manipulación de la mercancía ha sido introducido progresivamente y probado por nuestro propio biólogo en colaboración con la Universidad de Glasgow en el marco de un proyecto KTP que tendrá una duración de tres años. Nuestro objetivo es perfeccionar las técnicas y los sistemas que empleamos para aprovechar al máximo la cantidad de producto descargado en las mejores condiciones posibles y conseguir de este modo que una menor cantidad de producto descargado alcance un valor más alto a la descarga. Los niveles de concentración de azúcar en la sangre se someten a un seguimiento para garantizar la máxima calidad y la mayor frescura marina en el sabor.

Las labores de manipulación a bordo comprenden la inspección individual de cada una de las cigalas en cuanto a tamaño y calidad y su almacenamiento por separado en tubos para evitar desperfectos debido a peleas o aplastamiento. Se realiza una cría cuidadosa de todos los mariscos y crustáceos para garantizar la máxima calidad y duración del producto antes de su consumo.

Gracias a este método, los clientes pueden pedir productos vivos para su transporte en camión, evitando de este modo los costes y los problemas que supone su transporte en avión.

Cuando enviamos nuestras mercancías en avión, trabajamos únicamente con compañías con una amplia experiencia en la resolución de problemas relacionados con el transporte de marisco vivo y en su manejo.

También trabajamos el buey de mar, la nécora, el cangrejo atlántico y el camarón.

También envasamos y etiquetamos navajas, almejas blancas, almejas de río (producto británico,), vieiras, volandeiras y bígaros, conforme a los requisitos del cliente, bien en paquetes a granel, bien en pequeñas unidades.